Desde 1975, CARMY está presente en el mundo de la moda infantil con una propuesta específica de trajes de Comunión y Ceremonia para niñas, basada en la honestidad como filosofía empresarial, en ofrecer a sus clientes unos standards de calidad incuestionables que reúnen en sus colecciones el diseño, la confección y las materias primas que hayan superado las más rigurosas exigencias de la marca.

CARMY diversifica la oferta a sus clientes en diferentes marcas: Carmy, Little Paula y Carmy de Luxe, que acogen sus propuestas para distintas ocasiones de celebración, siempre para niñas, con especial atención a la Primera Comunión como momento único de gran trascendencia en el proceso de crecimiento y maduración de las pequeñas. También otorgan un cuidado especial a sus propuestas para sus colecciones de Arras, trajes de cristianar, etc.

Nuestra filosofía de producto tiene dos líneas muy diferenciadas; por un lado una línea de vestidos románticos/fantasía, con prendas muy vivas, llenas de color, diversidad de tejidos, encajes y bordados, por otro, nuestra línea líder en el mercado de vestidos clásicos, con sus sedas, organdís y puntillas de algodón, así como tejidos sintéticos de la mayor calidad, especiales para alforzas y jaretas de muy diversos tipos.

CARMY establece también sinergias con grandes nombres de la moda, como Rosa Clarà, para la que desarrolla su línea de Primera Comunión.

Desde hace más de 40 años, tanto el diseño como toda nuestra producción, se hacen a nivel nacional, no externalizando nada en terceros países, por lo que pone en relieve la calidad de nuestras prendas (y el compromiso de esta empresa en crear puestos de trabajo).

En la actualidad, la dedicación y profesionalidad de las cerca de 100 personas que día a día intentan conseguir en CARMY la satisfacción de nuestros clientes finales, hacen que seamos la empresa líder del sector en España.